pinup.com.ve 1win1.cl 1win1.mx mikemarko.com rossiyanavsegda.ru azuresummit.live tgasu.ru

Nadar en libertad

Por Naiara Nájera Etxeandia.
Alumna del grado de Derecho y Comunicación de la Universidad de Deusto. Campus de San Sebastián.


Winter era un delfín que nació en Florida. Como buen delfín que era, le encantaba nadar entre las aguas del Atlántico, podía llegar a nadar hasta 64 km al día y bucear a profundidades de más de 500 metros. Winter era muy sociable, le encantaba pasar tiempo con su familia y el resto de la manada, y siempre estaba ansioso por salir a cazar con ellos algún calamar.

Un día, Winter salió con algunos amigos a nadar en busca de calamares. Estaban nadando por la costa de Florida cuando Winter sintió un gran dolor en su cola. Algunos humanos habían puesto una trampa para cangrejos y Winter, que no la vió, enredó su cola entre las cuerdas de la trampa. Las cuerdas dejaron a Winter inmóvil, le dolía mucho la cola y no pudo continuar su viaje con sus amigos. Dolorido y asustado, sus amigos intentaron ayudarle sin éxito, y Winter se quedó en la trampa esperando a que alguien le ayudara.

Cuando llegaron los humanos para ver si habían cazado algún cangrejo, se encontraron al delfín con la cola completamente dañada. Decidieron llevarlo a un veterinario con la esperanza de poder ayudarle. Desgraciadamente, no pudieron hacer nada por su cola y finalmente, se la amputaron.

Winter estaba muy triste, sin su cola no podía nadar. Estaba lejos de su familia y amigos y los echaba mucho de menos. Los humanos decidieron que sin la cola no podía volver al mar, no iba a poder sobrevivir. Entonces, pensaron en una solución. Al igual que cuando una persona pierde una pierna le ponen una prótesis, decidieron crear una prótesis de cola para Winter.

Pensaron en todo tipo de prótesis, diseñaron una prótesis tras otra hasta que al final lograron crear una que iba a la perfección para Winter. Cuando se la probaron, Winter comenzó a nadar sin parar, feliz de poder volver a nadar en libertad, feliz de poder volver a ser un delfín.

Naciones Unidas adoptó en su Agenda 2030 el Objetivo de Desarrollo Sostenible 14, sobre vida submarina. En ella incidió que las personas debemos trabajar en la protección y conservación de la vida submarina, prevenir y reducir la contaminación submarina, gestionar y proteger sosteniblemente los ecosistemas marinos, controlar y fomentar una pesca sostenible, y aumentar nuestro conocimiento sobre el océano, entre otras cosas.

Los animales del mar sólo quieren nadar sin parar, vivir en aguas saludables y convivir con el resto de las especies. Winter solo quería nadar en libertad. Por ello, es imprescindible que cuidemos de los océanos.

Naiara Nájera Etxeandia.
https://es.linkedin.com/in/naiara-n%C3%A1jera-etxeandia-474008209

Imagen: Naciones Unidas

No Hay Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *